Via Scoop.itTicEdu

libro_elearning

libro_elearning

El tutor o tutora en la formación a distancia es un líder entre una comunidad de pares. Este liderazgo no sólo se expresa en términos de la capacidad para gestionar proyectos sino también en cuanto a las formas culturales que adquiere el uso de la tecnología. Es decir, no sólo es un profesional competente en su ámbito de desempeño sino que comprende las profundas transformaciones que han ocurrido en el marco de la Cultura Mundo (véase http://www.cibersociedad.net/congreso/comms/g09palacios.htm).

Es una persona que pertenece a una o varias comunidades virtuales (educativas, literarias, tecnológicas, lúdicas, académicas, etcétera), comprende la base epistemológica interpretativa de los procesos de producción de conocimiento, tiene comportamientos y actúa desde y en espacio nomádicos (no lugares), reconoce los desafíos de la lectura/autoría hipertextual, reconoce las transformaciones del lenguaje ocurridas en la cultura oral, escrita, audiovisual e hipermedial; en definitiva, es un profesional que ha incorporado en su narrativa argumental las posibilidades de la interacción independientemente del lugar.

Este Tutor o Tutora considera además que las actuales generaciones (Generación digital) de jóvenes que están en sistema escolar formal, comparten muchos de los elementos de la Cultura Mundo , aquí mencionados: participación en comunidades virtuales, prácticas nomádicas cotidianas, lectura/autoría hipertextual. Esta generación de la era digital es comprendida por este perfil de Tutor-Mediador que es culto justamente en la cultura audiovisual, la cultura del juego, el uso de los photolog, weblog, videolog, postcard, skype, MSN, IRC, etcétera. Que si bien son tecnologías, hoy en día son más que eso: representan formas culturales propias de la Cultura Mundo y modelan las prácticas cotidianas de los usuarios.

Este componente cultural y de apropiación social de la tecnología si bien es un componente para realizar una buena práctica mediadora en la formación a distancia, no es suficiente. El perfil del Tutor-Mediador debe desarrollar conocimientos, habilidades, procedimientos, conductas, destrezas que lo habiliten para gestionar una comunidad de aprendizaje. No sólo gestionarla en el sentido administrativo (promoción de la matrícula, inscripción, uso de la plataforma) sino también curricular (promover el aprendizaje, facilitar los recursos disponibles, generar empatía y conocimiento del otro, etcétera.).

Ver Tesis de Master en Comunicación y Educación, 2006.
Via www.buenaspracticas-elearning.com